viernes, 30 de septiembre de 2011

Rubén Moreira : Narco ,Stratfor descarta ataques del narco en los Panamericanos

por Rubén Moreira

 

 La empresa Stratfor, especializada en inteligencia global, considera poco probable que los diferentes grupos de la delincuencia organizada tengan alguna motivación o intención de golpear de manera directa los próximo Juegos Panamericanos 2011, a realizarse del 24 al 30 de octubre en Guadalajara, Jalisco, y asegura que hay más riesgos por la delincuencia común.

En un artículo firmado por Scott Stewart, señala también un bajo riesgo de que sean blanco del terrorismo internacional.

El comité organizador, las autoridades mexicanas y los demás gobiernos que van a enviar atletas a los juegos, están en estrecha coordinación para asegurar que se lleven a cabo sin mayores incidentes.

Debido a esto, agregó, el escenario más probable para que un incidente afecte a un atleta o espectador será la delincuencia común que se presenta fuera de los lugares seguros.

Recuerda que en los Juegos Panamericanos 2011 participan poco más de seis mil atletas de 42 países del continente, ademas de decenas de miles de espectadores, e inmediatamente después se realizan los paralímpicos de la región.

Además de la preocupación de los organizadores por tener lista toda la infraestructura de los juegos, con una inversión de unos 750 millones de dólares, surge la inquietud entre las autoridades mexicanas por el clima de violencia que afecta también a esa ciudad, señala.

Con ese contexto, Stratfor presenta una versión breve de un informe especial que elaboró sobre la seguridad en esa región del país.

El artículo señala que los conflictos violentos y prolongados entre los carteles criminales transnacionales de México y sus increibles niveles de brutalidad han generado preocupación en los visitantes por la seguridad.

Dice que la balacera que se registró el pasado 20 de agosto afuera del estadio Corona, en Torreón, Coahuila, mientras se disputaba un partido de futbol, incrementó la percepción de ese peligro.

La preocupación es comprensible, sobre todo teniendo en cuenta la historia de Guadalajara con la presencia de organizaciones del narcotráfico, afirma.

El artículo considera que no es probable que los carteles ataquen los Juegos Panamericanos de forma intencionada, pero señala la posibilidad de que, al tener la atención de la prensa, uno o más grupos podrían intentar algo para llamar la atención, como tirar cuerpos sin vida en la ciudad.

También menciona la posibilidad de que se registren enfrentamientos entre estas organizaciones de la delincuencia organizada.

El mayor riesgo para los atletas y espectadores, agrega, sería estar en el lugar y momento equivocado porque los carteles suelen emplear granadas de fragmentación y fuego de forma indiscriminada durante tiroteos con los grupos rivales y las autoridades.

La firma presenta un recuento histórico de como evolucionaron las organizaciones criminales, al pasar del contrabando y transporte de mercancías ilícitas a lo largo de la frontera con Estados Unidos, a la presencia en Guadalajara de históricos narcotraficantes, hasta la situación actual.

Asegura que en la lucha por el control de Guadalajara participan los Caballeros Templarios, los Zetas, los restos de la red de Coronel Villareal y lo que queda del cártel del Milenio, entre otros grupos.

Considera que uno de los efectos secundarios de la guerra del gobierno mexicano contra los carteles es que a medida que algunos de estos grupos se han debilitado por la presión de las autoridades y sus rivales, se han vuelto menos capaces de mover grandes cargamentos de narcóticos.

Esto los ha hecho cada vez más dependientes de otros tipos de delitos para complementar sus ingresos, por ello en los últimos años han empeorado actividades como el robo, el secuestro y la extorsión.

Menciona un estudio de Estados Unidos que señala que debido a los altos niveles de la actual delincuencia en México, los atletas y espectadores en los Juegos Panamericanos son mucho más propensos a ser víctimas de la delincuencia común de lo que son a un acto de violencia de los carteles.

Señala que unos 10 mil policías, entre ellos cinco mil agentes de la Policía Federal, así como cientos de militares, protegerán a los atletas y lugares relacionados con los Juegos Panamericanos.

Dice que si se considera que la zona metropolitana de Guadalajara contiene unos 4,4 millones de habitantes y que habrá miles de atletas y tal vez más de 100 mil espectadores, entonces el número de personal de seguridad asignado a trabajar los juegos no es tan grande como podría parecer a primera vista.

Sin embargo, agrega, las autoridades serán capaces de proporcionar una buena seguridad de la Villa Olímpica y en las principales rutas, aunque se mantendrá el peligro por la actividad criminal que se mantendrá en lugares fuera de los perímetros de seguridad, donde hay poca vigilancia.

Recomienda a los visitantes estar atentos a su entorno y mantener la conciencia de la situación en todo momento en las zonas públicas.

Los visitantes -agrega- nunca se deben exponer con objetos de valor, incluyendo carteras, joyas, teléfonos celulares y dinero en efectivo, más de lo necesario, y deben evitar viajar de noche, especialmente en las zonas de Guadalajara y sus alrededores que están lejos de los hoteles bien establecidos y centros deportivos.

Alerta de ladrones, especuladores, falsificación de entradas, taxistas no regulados, robo a mano armada y secuestros exprés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada