viernes, 23 de septiembre de 2011

Rubén Moreira : Narco Buscan el poder

por Rubén Moreira

 

La noticia ni siquiera alcanzó las ocho columnas en los principales diarios del país.

Algunos de plano la enviaron a un segundo plano tal como si tirar cadáveres en la vía pública y en una zona turística de un puerto tan popular como Veracruz fuera cosa de todos los días.

Hace menos de un mes el número de asesinados en el incendio del Casino Royale de Monterrey ascendió a 53 y la noticia sacudió a todo el país.

Quizás porque se trataba de personas inocentes que gustan de apostar y empleados que laboraban en el casino quienes no alcanzaron a escapar del fuego atizado por delincuentes.

Ahora fueron 35 muertos y todos ellos con rastros de tortura. Se detectaron doce cadáveres de mujeres y 23 del sexo masculino. Por las circunstancias del crimen las autoridades lo atribuyen a la delincuencia organizada y estiman que los ejecutados pertenecían a la banda de los Zetas.

Los verdugos se mofaron abiertamente de las autoridades. Llegaron en dos camiones de redilas con la carga macabra para abandonar los cuerpos frente a una conocida plaza comercial y en la ciudad donde se llevará al cabo el encuentro nacional de procuradores.

Se dieron tiempo además para poner una manta firmada por el grupo Gente Nueva que dice "Aquí yace el ferras y su corte real", en alusión a Felipe Ferra Gómez, alias El Ferras, un reo conocido en las redes sociales por su relato en la televisión de un asesinato que cometió.

Sólo faltó que los sicarios se bajaran a tomar fotos y vídeos frente a los cadáveres para transmitirlos después por Facebook, Twitter y YouTube.

Como ya es costumbre en estos menesteres, las autoridades no acudieron pronto al lugar de los hechos y hasta el momento los criminales brillan por su notoria ausencia.

El procurador de Veracruz, Reynaldo Escobar Pérez, quien cobra fama por su evidente incapacidad como servidor público, aseguró que se trataba de reos que se fugaron en días pasados y quienes se dedicaban al narcomenudeo. Pero además, que todos los asesinados eran miembros de la banda de los Zetas.

Con ello el fiscal veracruzano se lavó las manos y seguramente de aquí en adelante no habrá detenidos y quizás ni investigaciones profundas, porque finalmente se trata de la escoria de la sociedad, como son los reos prófugos pertenecientes a los temibles Zetas.

La violencia en México no cede, en ciudades como Tijuana, el Distrito Federal y Guadalajara se tiene la percepción de que han bajado los secuestros y otros crímenes de alto impacto.

Pero en otras ciudades y estados del país la violencia se ha recrudecido. Ahí están los casos de Monterrey, Torreón, Ciudad Juárez, Michoacán, Tamaulipas, Guerrero y ahora con fuerza Veracruz, en donde además de matanzas se han registrado varios crímenes contra periodistas. Se mencionan ya más 50,000 muertes por la guerra contra el narcotráfico en México.

Lo más preocupante es que ya vienen las campañas políticas y la pregunta es: ¿tendrá México condiciones propias para un proceso electoral tranquilo, seguro y además confiable?

No queremos ni imaginar lo que sucederá con las campañas de los candidatos en tantas zonas de México que hoy día están dominadas por el narco, llámense Zetas, Cártel de Golfo, La Familia, Cártel del Chapo Guzmán, La Línea, Gente Nueva y etcétera, etcétera.

Resulta evidente que el crimen organizado hará todo lo posible por inmiscuirse en los partidos políticos para lavar dinero y comprar las voluntades de los futuros alcaldes, diputados y senadores.

Y sin descartar la posibilidad de que el dinero sucio llegue a los candidatos presidenciales en donde también se cuecen las habas.

Ya vimos que el Instituto Federal Electoral ha sido incapaz para controlar los gastos de los partidos y menos han podido hacerlo las comisiones estatales.

Si hasta ahora el gobierno federal y los estatales no logran frenar al crimen organizado, ¿quién dice que podrán hacerlo al final del sexenio durante el año de Hidalgo?

Esperemos que el presidente Felipe Calderón tenga en mente un plan para que el narco no tome el poder político en las próximas elecciones como ocurrió en Colombia y también en México, al menos en algunas regiones aisladas.- Chula Vista, California

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada