domingo, 25 de septiembre de 2011

Moreira : Zetas Hongos, explosión de sabor en tu cocina

por Humberto Moreira

 

Este día te daremos una opción para que disfrutes tus coditos con una salsa de setas, en la que hemos incluido diferentes tipos de hongos comestibles para que experimentes con sus exóticos sabores.

 

Se estima que hay al menos unas 50 mil especies comestibles y alrededor de un 2% de especies son tóxicas. Para esta receta utilizaremos champiñones portobello, que aportarán un sabor especial a la pasta.

 

Los champiñones son una de las especies de hongo más reconocida y utilizada en el país. Estos constituyen una buena fuente de vitamina B5, ya que se calcula que en 100 gr hay 2,10 u.g de dicha vitamina. Además, contiene proteínas, potasio, vitaminas B1 y B2, vitamina C, entre otras.

Por su alto contenido de vitamina B5, los champiñones podrían resultar beneficiosos para combatir el estrés y las migrañas, según estudios. También tiene pocas calorías (33,56 kcal.) y grasa (1,2 gr), por lo que es bueno si estás haciendo dieta.

Pero es el hongo portobello el que aporta a esta receta más sabor. Tiene la misma forma que el champiñón, pero su sombrero puede llegar a medir hasta 15 cm es de color marrón, su textura es firme y carnosa y su sabor más definido e intenso. Aparte de eso, esta seta es una excelente fuente de selenio con propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

 

Si adquieres el hongo portobello fresco, para limpiarlo debes utilizar un paño húmedo o una escobilla para retirar las impurezas; si lo sumerges en agua, absorbería demasiado líquido y puede alterar el sabor de la receta. También puedes usar un cuchillo para quitar los bordes o el tallo si está terroso.

 

Si también vas a usar champiñones frescos, recuerda que tampoco debes exponerlos mucho al agua, justo antes de usarlos con una rápida pasada bajo el grifo y posteriormente secarlos con toallas de papel bastará y estarán listos para usar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada