lunes, 26 de septiembre de 2011

Humberto Moreira : Fraude Ausente Berlusconi en el juicio por fraude fiscal

por Humberto Moreira

 

El primer ministro italiano Silvio Berlusconi no se presentó hoy ante el Tribunal de Milán a una audiencia del llamado proceso Mediaset, en el que es acusado de fraude fiscal, informó uno de sus abogados.

Niccoló Ghedini, principal defensor del jefe de gobierno, comunicó que su cliente no podía asistir a la audiencia debido a que debió viajar "de improviso" a Roma.

Asimismo, informó a los jueces que también podría verse impedido de asistir el próximo 5 de octubre, cuando está prevista una rogatoria (pedido de colaboración internacional) con Montecarlo.

"Este es un proceso que está bajo riesgo de caer en prescripción, no podemos detenernos en la rogatoria, que no puede ser pospuesta", respondió el presidente del colegio juzgante, Edoardo D’Avossa.

En tanto, fuentes judiciales confirmaron que tampoco se presentaron muchos de los testigos convocados por la defensa del primer ministro.

En el proceso Mediaset, Berlusconi es acusado de fraude fiscal porque su televisora (Mediaset) habría inflado los precios de los derechos cinematográficos desde 1994 con el fin de evadir impuestos y crear fondos ilegales en el exterior.

El jefe de gobierno enfrenta, además otros tres juicios, uno es el Mediatrade, derivado del Mediaset, en el que, al lado de su hijo Piersilvio, es imputado igualmente de fraude fiscal y apropiación indebida.

El tercero es el llamado proceso Ruby, en el que es acusado de concusión (abuso de poder) por haber presionado en mayo de 2010 a la policía de Milán para que liberara a la marroquí Karima El Mahroug, conocida como Ruby, que había sido arrestada por robo.

En ese mismo caso es imputado de prostitución de menor, porque habría pagado a Ruby por tener sexo cuando la muchacha aún no cumplía 18 años.

El cuarto juicio en curso contra Berlusconi es el llamado Mills, en el que es acusado de haber corrompido en los años 90 al abogado inglés David Mills con 600 mil dólares, para que no declarara en su contra en dos juicios precedentes.

Ese último proceso podría concluir sin condena, porque el delito del que es imputado el primer ministro prescribirá en febrero próximo.

Sin embargo, en una decisión sorpresiva, los jueces anunciaron la semana pasada la eliminación de 10 testigos de la defensa, con lo que se acortarán los tiempo de duración del proceso y se podría emitir sentencia antes de que finalice el año.

En caso de ser declarado culpable Berlusconi podría verse obligado a renunciar, aunque el primer ministro ha insistido que solamente se irá con un voto de censura del Parlamento, donde aún cuenta con la mayoría.

Además, la fiscalía de Nápoles estudia la posibilidad de incriminarlo en el caso de presunta extorsión en su contra a manos del empresario Gianpaolo Tarantini (encarcelado) y del editor Valter Lavitola (prófugo en el extranjero).

Segùn la acusación, Il Cavaliere les habría pagado al menos 850 mil euros para que no revelaran que las mujeres que el primero le llevaba a sus fiestas eran prostitutas.

Sin embargo, la hipótesis de los fiscales napolitanos es que Berlusconi habría inducido a Tarantini a mentir en sus declaraciones a la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada