miércoles, 29 de junio de 2011

Pedro Ferriz Comparte vivencias en la conducción en el blog de Humberto Moreira

Todos coinciden en que la conducción no es una labor fácil; ya que es necesario mostrarse sin máscaras ante el público, lejos de las interpretaciones ficticias o de los patrones que rayan en la exageración.

Pueden dedicarse a programas de concurso, de revista, programas especializados, musicales; sin embargo, estos conductores frente y detrás de cámaras siguen siendo ellos mismos.

¡hey! entrevistó a algunos conductores que se dedican a esta labor desde hace años para conocer la manera en que defienden su trabajo, y si en verdad consideran que México necesita una figura de peso en la televisión que le dé identidad, como es el caso de Oprah Winfrey, David Letterman o Jay Leno, y que en su momento Raúl Velasco consiguió en México.

Figuras que han marcado la TV

• Ramiro Gamboa, El tío Gamboín tuvo una permanencia en la televisión constante desde 1950 conChabelo y hasta 1992 cuando falleció.

• Luis Manuel Pelayo es un referente con su programa ¡Sube Pelayo sube!

• Raúl Velasco y Siempre en Domingo es un clásico de la televisión. Inició la emisión en 1969 y terminó en 1998.

• Verónica Castro condujo programas nocturnos con gran éxito entre 1989 y 1993 como La movidaMala noche… ¡No! En 2003 regresó con fuerza a conducir la segunda edición de Big Brother VIP.

• Pedro Ferriz Santacruz estuvo al frente del programa El Gran premio de los 64 mil pesos que hoy día las nuevas generaciones no saben que existió.

• Xavier López Chabelo conduce el programa En familia desde hace 43 años.

Fernando del Solar

• Conduce Venga la alegría

Para Fernando, ser conductor representa una gran responsabilidad, ya que considera que mucha gente toma su opinión como una verdad absoluta e intenta mantener una imagen congruente entre lo que piensa, dice y realiza.

Ha tenido la oportunidad de participar en diferentes formatos de programas, de concursos comoSexos en guerra, o presentando anuncios de distintas partes del mundo, como lo hizo en su inicio en TV Azteca en Insomnia; sin embargo, desde hace varios años el público lo ubica como el conductor masculino de Venga la alegría.

Considera que la situación que colocaba a un conductor como una figura ante la sociedad se ha transformado de manera amable, y considera que si hoy día no se logra encontrar a un personaje así no, le afecta a la televisión en México.

“Yo lo noto porque la gente me trata como un conocido y antes el conductor era muy estructurado, un ser inalcanzable, ahora logra romper ese formalismo y forma parte de la familia por la compañía y cercanía, quizá”, expresó.

“Y no creo que afecte en general; ya que antes había menos posibilidades de entretenimiento, había menos canales de televisión y Raúl Velasco era quien te traía a tus artistas, los acercaba. Hoy ves música por Internet y la conducción, la mayoría de las veces, es en equipo”, platicó.

El originario de Argentina considera que la televisión antigua es entrañable debido a la nostalgia que genera en el público; sin embargo, hoy día no podría regresar a esos patrones tan limitados.

Alan Tacher

• Es conductor de Hoy y 1,2,3 x México

Alan era un joven que estudió publicidad, aunque en realidad su interés se enfocaba en la ingeniería electrónica; sin embargo, un casting le cambió la vida hace más de 20 años.

Él considera que un conductor nace, no se hace, se prepara y se especializa, pero es el carisma el que da permanencia, incluso cuando ya no se está al aire, o incluso vivo.

“La fama dura un minuto, pero el carisma permite que perdure un personaje importante en la historia como Pelayo, por ejemplo”, expresó.

Considera que actualmente hay muchos actores que están conduciendo y que aunque es válido buscar opciones demeritan el oficio. No es egoísmo, pero creo que zapatero a su zapato”, subrayó.

Alan también considera que los programas de antaño se quedaron en el baúl de los recuerdos amables; sin embargo, la tecnología exige renovarse, y curiosamente él lo vivió a su regreso a Televisa con Décadas.

“Fue un programa que no funcionó porque ya no le llamaba la atención a la gente ver artistas en televisión, en Internet está todo, hay conciertos completos. No sé si tarde, pero cayó el veinte que no era necesario revivir formatos”, aseguró.

Él tiene la esperanza de seguir aprendiendo del oficio y probablemente buscar un espacio en la televisión nocturna.

“En México no hay un late night show, menos en la televisión abierta. Adal buscó eso y aún no se sabe si volverá, a mí no me urge, pero quizá es mi aspiración en un futuro”, manifestó.

Jorge Muñiz

• Conduce TV de noche

Jorge, mejor conocido como El Coque, durante años ha mantenido una doble vida entre la música y la conducción.

Tras la cancelación de Siempre en Domingo en 1998, fue el hijo de Marco Antonio Muñiz quien tomó la batuta en los programas musicales con Al fin de semana, pero después de cinco años este programa terminó.

Coque, quien desde hace varios años está al frente de TV de noche, le preocupa esta figura que le pueda dar peso a la televisión en el ámbito internacional, que sea prácticamente una necesidad para un artista pasar por él cuando venga de visita a México.

“Creo que sí hace mucha falta en la actualidad una figura como Don Francisco, pero por lo menos en Televisa no le han dado esa continuidad a un conductor. Ahorita le están proponiendo una telenovela a Adal, Ernesto Laguardia no está al aire, es triste y doloroso”, comentó Muñiz.

“Esta ausencia la han llevado a otro lugar, en donde el día que viene un gran artista de peso, de talla internacional, se lo dan a noticieros, cuando creo que no les corresponde”, destacó.

Adal Ramones

• Produce y actúa en obras de teatro

Este conductor que surgiera en 1995 en un programa en Puebla logró crecer debido a su carisma. Con la intención de dejar huella en la televisión, su programa fresco y divertido dirigido a jóvenes logró salir de su entidad y colocarse en un canal de cable y finalmente llegar al horario estelar del Canal 5 en Televisa.

Un programa que en 12 años se colocó como el programa al que un artista internacional llegaba para cantar, presentar nuevo disco, promocionar su película. Al que iban empresarios, deportistas y hasta políticos.

Adal es la otra parte, ya que actualmente no le importa que lo que había conseguido en 12 años se haya terminado, porque asegura se sintió agobiado.

“Probablemente la gente me olvide, probablemente nacerá otro programa, pero nada va a compensar el ver a mis hijos crecer y es algo que me estaba perdiendo al estar en Otro rollo”,expresó el conductor regiomontano.

Y es que aunque muchos creerían que muere por volver al frente de un late night show, él disfruta de hacer otras cosas.

“Yo mismo he pedido que aguanten un poco más para darme un programa como ése, estoy tratando de crecer como actor, algo que quise ser siempre”, subrayó.

Sin embargo, sí considera que ese espacio y credibilidad que tenía una emisión como Otro rollo no se ha dado en años y que es necesario que vuelva.

“No sé si el conductor, yo creo que no, pero incluso las disqueras piden que haya un espacio de esta naturaleza”, concluyó.

Mauricio Barcelata

• Es conductor de Aprieta y gana

Aunque Mauricio Barcelata inició su carrera como actor, el destino lo llevó hacia la conducción hace varios años en el Canal 22.

En Televisa inició en Vida TV y después formó parte de Muévete; sin embargo, hace poco más de dos años emigró a TV Azteca, en donde ha podido combinar sus dos pasiones.

Él considera que se acabó la televisión dominante por ciertas personalidades para dárselo a personajes nuevos, pero que sin duda es un proceso lento en donde se deben definir no precisamente quiénes estarán al frente, sino de qué tipos de programas y con qué contenido.

“Antes, la televisión la dominaban tres personas y no había opciones, si había que tapar algo se tapaba, no había quién sacara las cosas a la luz”, expuso durante la entrevista.

“Pero ahora hay una vorágine muy fuerte y cualquier persona tiene la oportunidad de compartir cosas a través de Internet, y eso es fuerte y peligroso porque aunque hay opciones, también desvirtúa la labor”, explicó.

El conductor que recién estrenó la emisión de concursos Aprieta y gana confesó que el puesto de conductor no es tan deseado cuando una persona entra al mundo de la televisión, pero que en definitiva cuando descubrió las bondades decidió defender su lugar.

“Todos quieres ser galán de telenovelas y firmar autógrafos, pero cuando me cayó el veinte yo dije que quería ser un personaje importante sin buscarlo”, platicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada