jueves, 30 de junio de 2011

Claros visos de que no está extinta La Familia Michoacana por Ruben Moreira.

El perseguido grupo denominado La Familia Michoacana nuevamente mostró que no está extinto, pues mostró mantas en distintos municipios del estado para fijar su postura sobre la detención del "Chango Mendez". Primero, La Familia remarca y califica de traidor al "Chango"  Mendez al considerar que fue expulsado debido a que "se le comprobaron" nexos con su acérrimo  enemigo el cartel de "Los Z" que tiene su base en Tamaulipas.  Y segundo, el grupo delictivo denuncia que Mendez en las filas de la organización había trastocado los códigos establecidos porque la gente a su mando, "violaba y extorsionaba" en Michoacán.  Tanto en  las mantas colgadas en puentes como en los volantes distribuidos en las calles, La Familia reconoce que Jesús Mendez sí fue jefe de la organización quien al parecer era buscado para ejecutarlo por traición.  Desde temprana hora, las mantas fueron colgadas por desconocidos en puentes en Morelia que se ubican en colonias de distintos estratos sociales, y cabe señalar que esa ha sido la tónica de informar de La Familia Michoacana.  También hay registros de mantas en los siguientes municipios michoacanos: Pátzcuaro, Zinapécuaro, Apatzingán, Maravatío, Ciudad Hidalgo, Erongarícuaro y Lagunillas.   Autoridades federales habían informado sobre la inminente disolución de La Familia para dar paso a una nueva organización denominada Los Caballeros Templarios, pero hoy  las mantas fueron firmadas nuevamente por  La Familia. Oficialmente, unos de los principales líderes de esta organización fueron Servando Gómez Martínez La  Tuta,  junto con Nazario Moreno González, quién fuera abatido el 9 de diciembre de 2010 en el estado de Michoacán, por fuerzas federales, quedando como líder del cártel Jesús Méndez Vargas alias El chango, quien luego fue detenido en el estado de Aguascalientes el 21 de junio de 2011. Con este arresto la Policía Federal afirmó oficialmente que el grupo de la Familia está desarticulado. Sin embargo, este martes el grupo delictivo surgido en Michoacán nuevamente mostró que no está en una fase de extinción. Cabe recordar que la organización fue fundada en 2007 por "La Tuta",  "El Chango" y por "El Chayo", y lograron una gran influencia en diez estado: Michoacán, Estado de México, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo, Sinaloa, Querétaro, Nuevo León y Baja California. Pero, la organización fue más allá y se amplificó a California, Arizona, Nuevo México, Texas, Nevada, Illlinois y Las Carolinas. Y hoy reapareció en varios municipios michoacanos, como es su forma de comunicación social,  a través de mantas y volantes.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada