miércoles, 31 de agosto de 2011

Rubén Moreira : Fox qué haría?

Por Rubén Moreira

El mismo día en que se registró el peor atentado contra la población civil en México, el incendio en el casino de Monterrey, Vicente Fox propuso una tregua oficial al crimen organizado y una ley de amnistía contra esos delincuentes, como si hubiera espacio para esa tregua o razones para esa amnistía.

Desconozco los motivos de Fox. Desde hace mucho desistí de ese ejercicio imposible, las razones de Fox, por lo que me tengo que atener a sus palabras y preguntar, ¿hay espacio en México para esa tregua y amnistía? La sociedad ¿apoya esa propuesta?

Hasta donde he registrado, esa ocurrencia fue mayoritariamente rechazada por dos razones: la falta de condiciones para llevarla a los hechos, y por venir de un ex presidente que durante su gestión no aplicó, ni siquiera propuso, lo que ahora, entre la tragedia y las campañas electorales, plantea.

En esto Fox coincide con Ernesto Zedillo, quien trae la propuesta de la legalización de las drogas, lo que, al igual que su sucesor panista, tampoco propuso como Presidente de la República.

La oferta de Fox fue rechazada frontalmente, primero, por el secretario técnico del gabinete de seguridad nacional, Alejandro Poiré, y con mayor energía por el mismo presidente Calderón, quien le reiteró su reclamo por lo que no hizo en materia de combate al crimen organizado, que ha reprochado una y otra vez.

En fin, que desconozco las pretensiones de Fox con esta propuesta, aunque él a todo esto haya respondido ayer que su propuesta es muy sencilla: se trata de una tregua, de un cese al fuego, tal como se hizo en Chiapas y se alcanzó, finalmente, un orden, tranquilidad y paz, sin violar la ley ni hacer concesiones.

¿De verdad cree Fox que con amnistía y tregua a estos criminales se va a lograr tranquilidad y paz ante la ofensiva de la delincuencia organizada de la que somos rehenes y víctimas?

¿Por qué, entonces, no lo hizo en su gobierno?

Retales

 1. SIC TRANSIT. Lo que es la levedad de la vida: en Los Pinos, la oficina que fue de Liébano Sáenz, el todopoderoso secretario particular del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) no existe más. Su espacio es ocupado por unos baños de visitas;

2. PRESUPUESTO. En una semana los diputados recibirán de Ernesto Cordero las iniciativas de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos. La incógnita a despejar es si lo negociará él como titular de Hacienda o José Meade, a su renuncia para buscar la candidatura del PAN; y

3. SUCESOR. Es cierto, Salomón Chertorivsky no es titular de la Cofepris, lo es del Seguro Popular, pero también lo es que será el nuevo secretario de Salud por José Ángel Córdova Villalobos, que, contra el proyecto del gobernador Juan Manuel Oliva, va por la candidatura del PAN al gobierno de Guanajuato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada