domingo, 2 de octubre de 2011

Humberto Moreira : Vicente Chaires Lágrimas azulcremas

por Vicente Chaires

 

Las lágrimas de Armando Navarrete al final del partido fueron apenas un reflejo de la impotencia que se vive en América. La derrota ante Pumas significó el sexto partido en que las Águilas no pueden ganar ni el cambio de entrenador ni los movimientos en la directiva han modificado los resultados en el terreno de juego.

Antes del final del partido, el presidente Michel Bauer, en la rampa del Estadio Olímpico tuvo que aguantar los gritos de “¡Fuera Bauer, fuera Bauer!” de la barra azulcrema, que también se desquitó con Miguel Layún, quien no estuvo en la banca, y por supuesto, con los futbolistas americanistas al grito de: “Jugadores, no se pasen de verga, acuérdense, pendejos, de sudar la camiseta”. El directivo bajó al vestidor para hablar con el plantel.

Sin embargo, ningún integrante del equipo de Coapa habló tras el encuentro. El técnico Alfredo Tena no acudió a la conferencia de prensa que están obligados a dar los equipos al final de cada duelo, con lo que los azulcremas tendrán que pagar una multa de 25 mil pesos, por segunda vez en tres jornadas, tras haberlo hecho en el Víctor Manuel Reyna, cuando Carlos Reinoso fue cesado.

Los jugadores tampoco dieron la cara. Jesús Molina se retiró del campo lanzando al aire las vendas que utiliza en las muñecas, Daniel Montenegro discutiendo con Alejandro Palacios, Navarrete con lágrimas en los ojos, Ángel Reyna enojado y Diego Reyes mirando al suelo, buscando una explicación a esta nueva derrota en la pista de Ciudad Universitaria.

Los integrantes de las Águilas se retiraron del estadio en ocho camionetas custodiadas por la policía sin emitir comentario alguno por la derrota, sus rostros y sus actitudes reflejaron esta crisis de la que no puede salir la institución, sin importar los movimientos que se hagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada