domingo, 2 de octubre de 2011

Humberto Moreira : Vicente Chaires Queda el América mal y de malas tras perder ante Pumas

por Vicente Chaires

 

La derrota ante los Pumas le costó al América sangre, sudor y muchas lágrimas…
Con el “fuera Bauer, fuera Bauer” entonado por una gran parte de los 3 mil aficionados azulcremas, las Águilas abandonaron el sábado la cancha del Estadio Olímpico Universitario con la cabeza gacha por la derrota 1-0 ante los auriazules que las dejó con un pie fuera de la Liguilla al sumar 10 de 33 puntos posibles y con sólo 6 partidos en disputa.
Fue un dolor “grande, muy grande” el que sufrieron los americanistas, por eso el llanto de Armando Navarrete lo dijo todo, mientras sus propios seguidores y grupos de animación increpaban al presidente del club, como nunca se había visto, y al plantel azulcrema.
Los Pumas no se tentaron el corazón para agravar la crisis del odiado rival y, sin dar uno de sus mejores partidos, hicieron lo suficiente para amanecer como líderes con 20 puntos e incrementar las esperanzas de defender su título.
El América está mal y de malas. O si no, ¿cómo se explica el que se hayan ido en blanco pese a generar más opciones de gol?, ¿cómo se explica que un tiro que le desviaron a Francisco Palencia derivara en la pirueta de Luis Fuentes para celebrar el tanto del triunfo?
Al 56′, después de un tiro de esquina, el “Niño” le pegó débil al esférico, pero Fuentes le cambió la trayectoria con el muslo derecho, lo suficiente para dejar a Navarrete fuera de la jugada.
De nada servían ya los tiros de Christian Benítez que exigieron al máximo a Alejandro Palacios o aquella acción en la que Rosinei estrelló el balón en el travesaño porque, en un instante, los locales le echaron a perder al América uno de los partidos en los que mejor desempeño tuvo a la defensiva y en el que más amor propio mostró.
Ese oficio del que hablaron los americanistas durante la semana fue el que presentaron los Pumas para enfriar el duelo y salir avantes en los momentos más complicados, como cuando en la última acción Marco Palacios tapó cerca de la línea de gol el disparo de Daniel Montenegro.
Fue tal la frustración de los azulcremas que incluso se generó un conato de bronca entre Jesús Molina y Fernando Espinosa.
Y mientras algunos de los jugadores las Águilas se retiraban entre lágrimas, la afición no dejó de exigir la salida del presidente, Michel Bauer, justo un día después de que su mano derecha, Jaime Ordiales, anunciara su renuncia al club que marcha como antepenúltimo lugar de la clasificación y cuyos seguidores han perdido la fe.

Las Águilas dejaron el alma en la cancha. REFORMA

“No fue un gran partido, pero fue de mucha garra, mucha entrega, mucha disposición, mucha tensión, y como bien se dice, a veces si el futbol no está dando hay otras cualidades que hay que aprovechar y creo que lo hicieron bastante bien nuestros jugadores”, expresó.

“El resultado fue muy bueno, le ganamos a un gran rival, el partido fue muy complicado, muy cerrado, el funcionamiento no fue el mejor, pero el equipo mantuvo una gran personalidad, hizo un gran esfuerzo y al final rescató el resultado… creo que el triunfo fue merecido”, dijoal diario mexicano Reforma,  Guillermo Vásquez, técnico de Pumas.

No despierta Monterrey
Los Rayados pusieron enjundia, por momentos buen futbol, pero lucieron sin claridad y contundencia al ataque y apenas lograron empatar sin goles con el Toluca.
Monterrey, con ausencias importantes como las del inhabilitado Luis Pérez, los lesionados César Delgado, y Aldo de Nigris y el suspendido Hiram Mier, ligó 4 partidos sin ganar.
Además, su mal paso se refleja en los 5 puntos que ha sumado de los últimos 21 disputados.
El cuadro regio tuvo varias opciones de gol, siendo la más clara la que tuvo el chileno Humberto Suazo, quien luego de recibir un pase de Walter Ayoví disparó al cuerpo de Alfredo Talavera.

Cae el Rebaño

Algo tiene el Estadio Jalisco que a las Chivas ya no les funciona ser local.
Bastó un solo remate para que el Rebaño quedara noqueado y sin poder de reacción.
Hibert Ruiz, desde el minuto 7, con un sólido remate en un error defensivo de los tapatíos, le dio la ventaja a los Gallos Blancos, suficiente para complicarle la existencia al equipo local hasta dejarlo en la lona y ante su propia gente que de nuevo les abucheó por la pobre exhibición.
Por si fuera poco, en la disputa del balón, un fuerte golpe en la cabeza al saltar con un adversario le causó conmoción al mediocampista Jorge Enríquez, al grado de hacerle perder la conciencia y dejarle desmayado sobre la cancha. El “Chatón” salió en camilla y con collarín, sin esperar al final del juego para que le enviaran a un hospital.
Chivas acumuló su segunda derrota consecutiva en el Jalisco, en el que curiosamente ahora hasta le cedieron el vestidor y la banca locales al visitante en busca de un cambio de suerte que al final no prosperó.

Jornada 11:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada